MANEJO AGRONÓMICO


manejoagronómico

 

El Programa de Manejo Agronómico del FLAR entrega tecnologías y conocimientos que al ser adoptados por los agricultores impactan directamente los sistemas de producción, con incrementos en los rendimientos, disminución en los costos de producción y el uso racional de agroquímicos, bajo un enfoque de ecoeficiencia, para mejorar la competitividad del sector arrocero en América Latina y El Caribe. 

 

En el período 2003-2006, a través del proyecto realizado con el apoyo del Fondo Común para los Productos Básicos (CFC, su sigla en inglés) “Cerrando la brecha de rendimiento en arroz de riego en Brasil (Rio Grande do Sul) y Venezuela”, el FLAR inició la promoción de actividades para mejorar las prácticas agronómicas con base en la adopción de seis puntos estratégicos de manejo, que eran difundidos a través del sistema de productor a productor. 

 

A partir del año 2006, motivados por las experiencias exitosas en el sur de Brasil y Venezuela, se creó el Programa de Agronomía del FLAR, el cual busca extender la tecnología de manejo para altos rendimientos bajo riego a otros países socios interesados en mejorar su producción de arroz. 

 

El Programa de Agronomía es un programa auto sostenido por los socios que aportan un 20% adicional de la cuota FLAR para recibir beneficios en capacitación, visitas técnicas y asesoramiento para la mejora de la producción de arroz, con base en la difusión de los puntos estratégicos y en la experiencia acumulada en diez años de trabajo.

 

Durante el período 2003-2013 se han establecido más de 700 parcelas piloto, más de 800 días de campo, cerca de 8.000 productores y técnicos entrenados, en un área superior a las 570.000 hectáreas, y con un promedio de incremento en el rendimiento de 1,5 toneladas por hectárea.

 

Fases del Programa de Agronomía

El FLAR se ofrece como una plataforma para la transferencia y adopción de tecnologías en manejo del cultivo, que incluya las experiencias y conocimientos desarrollados por los socios en cada país. Una vez la institución miembro del FLAR decide ingresar al programa de agronomía, la intervención se desarrolla en cinco etapas:

  1. Diagnóstico de la situación tecnológica del sector arrocero en el país e identificación de los puntos fundamentales a utilizar en la estrategia de validación y extensión.
  2. Planificación de las acciones específicas a desarrollar en función del diagnóstico realizado.
  3. Validación y ajuste de las tecnologías seleccionadas en pruebas con productores.
  4. Parcelas demostrativas en mayor escala.
  5. Adopción masiva de las tecnologías.

Puntos Estratégicos

Existen seis puntos estratégicos de manejo agronómico propuestos por el FLAR, sin embargo, una vez realizado el diagnóstico inicial de un país pueden surgir otros puntos que deben tenerse en cuenta:

 

Fecha de siembra

Consiste en ajustar la época de siembra de manera que la época crítica para el llenado de granos en las panículas coincida con la mayor oferta de radiación solar.

 

Fertilización

Se realizan ajustes para aportar dosis adecuadas en momentos que la planta lo requiere con formas de aplicación ecoeficientes que reduzcan pérdidas por lixiviación o por degradación como gases hacia la atmósfera. 

 

Tratamiento de semillas

Se utilizan productos específicos que protejan a las plántulas del daño de plagas y minimicen el impacto ambiental.

 

Densidad de siembra

Usando semillas de calidad se definen densidades de siembra que garanticen una adecuada población de plantas y disminuyan la incidencia de plagas.

 

Control de malezas

Se sugiere un control temprano de malezas para reducir el impacto sobre la producción y la calidad de los granos.

 

Manejo del agua

El adecuado manejo del agua de riego es un factor clave para la producción, por lo que se entregan pautas para la preservación de este recurso, promoviendo prácticas sostenibles que no afectan las fuentes de agua ni los suelos.