Como Idiap FL 069-18 e Idiap FL 148-18 fueron denominadas las dos nuevas variedades de arroz de origen FLAR liberadas por el Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá, IDIAP, el pasado 4 de octubre, en un evento que estuvo encabezado por Arnulfo Gutiérrez, Director General del Instituto. Estas variedades se constituyen en las número 75 y 76 liberadas en Latinoamérica, lo que Eduardo Graterol, Director Ejecutivo del FLAR, califica como “un hito”.

Para el FLAR siempre es un motivo de alegría y de orgullo que nuestros socios liberen variedades a partir del germoplasma que nosotros mejoramos”, indicó Graterol, “realmente ese es, quizás, el mayor logro de un programa de fitomejoramiento y, en el caso de Panamá, nos complace que estas dos nuevas variedades amplíen el portafolio de materiales genéticos que estarán disponibles para los agricultores. Esperamos que pueda contribuir a la mejora de la productividad y, sobre todo, a una producción de arroz más sostenible en ese país.

Con Idiap FL 069-18 e Idiap FL 148-18 ya son ocho las variedades de origen FLAR que libera el IDIAP en Panamá. Las líneas FLAR que dieron origen a estas variedades fueron introducidas a Panamá en el Vivero de Observación del FLAR (VIOFLAR) en 2009, en generación F7 y evaluadas en múltiples localidades, en condiciones de riego y secano, presentando una amplia adaptabilidad en ese país. Estas variedades presentan tolerancia a las principales enfermedades que afectan el cultivo de arroz en Panamá, como la Pyricularia, Helminthosporium, Rhizoctonia y el complejo de manchado de grano; asimismo, cuentan con una excelente calidad de grano cumpliendo con lo estipulado por la Comisión Panameña de Normas Industriales, COPANIT.

El Dr. Arnulfo Gutiérrez, Director General del IDIAP, durante el evento de liberación de las nuevas variedades. Foto: IDIAP
Dra. Evelyn Quiros, investigadora del IDIAP.
Ing. Luis Barahona, investigador del IDIAP.
IDIAP FL 069-18 e IDIAP FL 148-18, nuevas variedades de origen FLAR en Panamá. Foto: IDIAP.

De acuerdo con la doctora Evelyn Quirós y el ingeniero Luis Alberto Barahona, investigadores del IDIAP, la liberación de estas dos nuevas variedades generará un gran impacto en los agricultores panameños ya que, en los últimos años, la reducción en las precipitaciones, así como su distribución desuniforme, ha afectado el rendimiento del cultivo de arroz, especialmente en secano, sistema predominante en el país.

Estas variedades han sido evaluadas bajo estas condiciones de estrés ambiental con buenos resultados, por lo cual son una opción para enfrentar las anormalidades climáticas; son materiales resilientes que presentan buenos rendimientos”, afirma Barahona.

Los fitomejoradores del IDIAP también resaltan la alianza con el FLAR en la entrega de estos materiales, pues lo consideran una fuente primordial de germoplasma. ‘’La alianza IDIAP-FLAR permite el intercambio de experiencias con los investigadores de los otros países miembros del FLAR, fortaleciendo nuestro conocimiento en todo lo relacionado con fitomejoramiento y el manejo integrado del cultivo de arroz, que abarca mucho más que solo el material genético de alto valor”, resaltan Quirós y Barahona.

Eduardo Graterol también coincide en lo crucial de esta alianza con el IDIAP, que es posible a través de la Fundación Panameña del Arroz (FUNPARROZ), organización que representa a este país en el FLAR y que a su vez agrupa a dos empresas comercializadoras de semillas, SECOSA y CONAGRO-Semillas, y a la Federación de Arroceros y Granos de Panamá (FEDAGPA). “La liberación de variedades de origen FLAR y su adopción por parte de los agricultores demuestra que la alianza realmente está para quedarse y durar muchos años más, en la medida que sigamos dando los materiales genéticos que nuestros socios y los agricultores desean, para mejorar su producción agrícola”.