Agronomía y Cosecha de aguaMejoramiento Genético

Fuente: Entorno Inteligente

08/07/2014 – La disminución en las hectáreas (ha) cultivadas de arroz en la provincia de Chiriquí vuelve a ser tema de preocupación para los productores, pues de acuerdo a los pronósticos este año agrícola, solo se llegarán a sembrar unas 16 mil hectáreas del grano, cinco mil menos que el año anterior.


A dos meses de haber dado inicio un nuevo año agrícola 2014−2015, los arroceros en Chiriquí indicaron que como se pinta el panorama no es nada favorable.

Gabriel Araúz, presidente de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (Apach), dio a conocer que de acuerdo a los datos recabados, Chiriquí presentará un déficit en las superficies sembradas.


Según Araúz, para el año agrícola anterior la meta de hectáreas cultivadas eran unas 25 mil, pero solo llegaron a cubrir alrededor de 21 mil ha. “Este año por lo mucho llegaremos a 16 mil hectáreas”, acotó el presidente de Apach.

Con el transcurrir de los años −sostuvo Araúz−, la provincia ha ido mermando su producción hasta un 50%, no solo en la cantidad de tierras sembradas, sino también en el número de productores (ver infografía).

Los datos estadísticos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) señalan que en el año agrícola que culminó el 30 de abril Chiriquí logró cultivar 19 mil 728 hectáreas, cifra cercana a la prevista por los productores y que al compararla con el ciclo anterior 2012−2013 registró una baja de 14.3%.

Tendencia

El panorama no es nada alentador. Datos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí (Camchi) reflejan que hace once años (2003) en esa zona se registraban unas 41,107 hectáreas destinadas para arroz y de cultivarse este año solo 16,000, la merma sería de un 61%.

Carlos Santanach, secretario ejecutivo de Apach, explicó a este medio que en junio del pasado año agrícola (2013−2014) había unas 8,505 hectáreas en siembra; mientras que este año en el mismo periodo solo existen unas 4,200 ha, lo que refleja una reducción de 4,305 hectáreas.

Sin embargo, Santanach considera que aún es muy temprano para predecir si habrá o no escasez del grano en el país.

Tal como señaló Santanach, otros expertos consultados expresaron que al tratarse solo de las estadísticas de la provincia de Chiriquí aún no se puede vaticinar desabastecimiento ni definir si habrá o no una merma nacional; por lo que hay que esperar el desarrollo de la actividad en las demás provincias.

En Chiriquí la primera siembra comienza en mayo y se extiende hasta el 15 de agosto; mientras que la actividad en el resto de las provincias para estas fechas está dando inicios. A pesar de la baja en la cantidad de hectáreas, la cosecha de arroz en quintales en cáscara fue de 1,869,400 para el 2013−2014 en Chiriquí, según indican datos de la Contraloría General de la República. La cantidad refleja un incremento de 17% con respecto a los quintales cosechados en 2012−2013, que fue de 1,595,600.


La razón por la que a pesar de la baja en la cantidad de hectáreas cultivadas la cosecha de arroz en quintales aumentó es el incremento de los rendimientos, según lo indican las estadísticas del Mida.

Los rendimientos por quintales por hectárea en Chiriquí fueron de 96.32; mientras que en el ciclo anterior fueron de 86.63. A nivel nacional, la cosecha de arroz en cáscara fue de 6,335,900 quintales, un aumento de 864,000 quintales más que el ciclo anterior. Los datos capturan el arroz cultivado bajo sistema mecanizado, a chuzo y fangueo.

Causas
Los problemas de financiamiento que enfrentan los productores, los factores climáticos y malos precios pagados al agricultor han generado la merma, de acuerdo a Araúz.

El presidente de Apach explicó que en el año agrícola que culminó a los productores se les pagó entre 16 y 21 dólares por quintal de arroz, cuando el costo de producción de esta misma cantidad es de $23.

“El productor está perdiendo debido al gran problema de comercialización y porque no se le paga un precio adecuado”, argumentó Araúz.

El costo de sembrar una hectárea de arroz en Chiriquí para el 2013−2014 fue de $2,160, pero este año ascendió a $2,200.

Importaciones
Los especialistas consideran que Panamá no es autosuficiente en el cultivo de arroz y que siempre se va a tener que recurrir a las importaciones, solo que cada día dependemos más de las producciones de otros países.


Las estadísticas de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) reflejan que en lo que va del 2014 han ingresado al país 56.62 kilogramos de arroz descascarillado, 11.6 millones de kilogramos de arroz en cáscara y 21.2 millones de kilogramos de arroz blanqueado y semiblanqueado.

Para Santanach el problema no radica en qué forma ingrese el arroz a Panamá, es decir en cáscara o limpio, sino que el detalle debe ser normar tales importaciones. Manifestó que si Panamá requiere de importar un millón de quintales de arroz por un desabastecimiento, el productor no se va a oponer; el hecho es que a la larga se importa más de lo necesario, afectando a los arroceros del país, más aún cuando el producto ingresa en época de cosecha.

Víctor Watts, productor de Chiriquí, acotó que aunque hay compromisos por los tratados comerciales que hay que respetar, se está importando mayor cantidad de la establecida.