Fuente: La Nación.com.co
24/06/2011 –
 En un comunicado escrito, el instituto y el gremio del sector arrocero se pronunció respecto de las medidas adoptadas en Neiva de destruirlas y respaldan el control que ejercen a la producción, comercialización y uso de insumos piratas. Carta al Procurador Agrario.

Luego del rifi rafe que se presentó desde el pasado 31 de mayo porque el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Seccional Huila, decomisó en tres secaderos de Campoalegre 1.592 bultos, equivalentes a 77 toneladas de semillas de arroz paddy, al parecer porque eran ilegales, y luego de análisis que se les hizo decidiendo destruirlas, las explicaciones sobre la determinación no quedaron claras.

Desde el pasado martes, cuando el ICA en un acto público determinó que no iba a levantar los sellos a los bultos y que las semillas serían destruidas en el relleno sanitario de Neiva, las molestias de los afectados y la aclaración que pidió el Procurador Judicial, Ambiental y Agrario del Huila, Diego Vivas Tafur, al ICA sobre como se adelantó el proceso no se hicieron esperar, sin embargo, el gremio de arroceros e industriales del grano se pronunciaron sobre el hecho y apoyaron la decisión del instituto.

En un comunicado, el ICA dice que ante los hechos sucedidos en Campoalegre, la entidad hizo las correspondientes aclaraciones con base en la normatividad vigente para realizar este tipo de incautaciones de insumos piratas o de ‘costal’, con lo cual se busca evitar riesgos sanitarios para la producción agrícola.

En el caso del Depósito Pérez La 18, allí se encontraron 872 bultos en costales de semillas de Fedearroz 60, 733, 50, Panorama 2008, Aceituno ACD 2540 y Coprosem 304 sin marbetes, ni número de lotes, lo cual constituye una infracción.

Por su parte, en el secadero El Olivo, se encontraron 518 costales de semillas de diferentes variedades, pero este establecimiento no cuenta con registro del ICA de productor de semilla certificada, de almacenador, ni de comercializador de semillas.

Para la entidad, estas semillas representan un riesgo sanitario a la producción de arroz en el Huila, por cuanto carece de control de patógenos que se transmiten por semilla, sin que tampoco garantice la pureza genética varietal, propiciando igualmente la inclusión de malezas nocivas.

Según el ICA, adicional a lo anterior, observaron que parte del material vegetal encontrado en el Depósito Pérez La 18 estaba siendo sometido a tratamiento de fungicida e insecticida, para lo que se estaba utilizando una máquina marca ‘Domeso’.

A lo anterior, informa la entidad, “resulta incuestionable su contaminación e imposibilidad absoluta de pretender ser utilizado para trilla y consumo humano o animal”. Similar situación se presentó en el secadero El Olivo, expresa el informe.

Pronunciamiento oficial

Sobre lo sucedido en Campoalegre, el Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos, Invima, indicó que “el arroz paddy contenido en empaques que alguna vez fueron utilizados para semilla certificada tratada con los químicos listados y empaques de fertilizantes y harina, no pueden ser destinados para el consumo humano porque estos empaques que lo contienen pudieron ocasionar contaminación al mismo”.

De otro lado, Rafael Hernández, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, manifestó que con acciones como esta, “el ICA está cumpliendo con su deber, que es velar por la sanidad del agro mediante el control de la semilla pirata y al mismo tiempo, defender los derechos de obtener cada variedad”.

Así mismo, Juan Manuel Monroy, gerente General de la Asociación Colombiana de Semillas, Acosemillas, quien representa la industria del sector, expresó que respalda las medidas de decomiso y destrucción que el ICA ordenó el pasado 16 de junio sobre las semillas ilegales selladas en Campoalegre.

Las directivas del ICA en el Huila, aseguran que “con esta decisión, la nueva administración del instituto está dando ejemplo de compromiso con el sector formal agrícola, al cumplir su función legal de ejercer el control técnico y sanitario vegetal”, dijo Tito Alberto Suárez, gerente del ICA.

El ICA responde a Procurador Agrario

Luego del comunicado que le envió el pasado 21 de junio Diego Vivas Tafur, procurador Judicial, Ambiental y Agrario del Huila, a Tito Alberto Suárez Caicedo, gerente del ICA Huila, donde le solicitaba garantías al debido proceso respecto a la intervención preventiva agraria a las semillas de arroz paddy encontradas en Campoalegre, la entidad le respondió.

El gerente del ICA en un comunicado le manifestó al procurador Vivas Tafur que la entidad siempre ha garantizado el debido proceso a las personas que han manifestado por escrito interés en el.

En lo expuesto por el ICA, explica que luego del procedimiento del 31 de mayo, en el acta que se realizó del proceso, se indicaba que el dueño o responsable del establecimiento “tiene la facultad de presentar sus descargos dentro ocho días hábiles siguientes a la firma de esta”.

De igual forma, la oficina dio la oportunidad a cualquier persona que sintiera el interés de intervenir en el proceso de la medida preventiva del sellado para que interviniera en el mismo, dentro de los términos previstos para descargos según las actas de sellado respectivas.

El gerente del ICA, manifiesta al procurador, que el 3 de junio, Reinado Trujillo Pérez, Carmenza Hermosa Ortiz y Jasmine Patrana Ramírez, interpusieron los respectivos descargos en representación de los secaderos Pérez La 18, El Porvenir y El Olivo, respectivamente.

Que el pasado 13 de junio, venció el término de los ocho días hábiles otorgados para los descargos y cuatro días después el ICA por medio de correo certificado envió una citación personal para el 21 de junio a las tres personas que rindieron los descargos con el fin de comunicarles la determinación tomada sobre las semillas de arroz.

Tito Suárez explicó en el comunicado, que el día acordado se hicieron presentes el señor Trujillo Pérez y las señoras Hermosa Ortiz y Pastrana Ramírez en la sede del ICA, quienes no quisieron escuchar la decisión de la entidad, donde se les notificaba que “por medio de la cual se adoptaban medidas de emergencia y seguridad sanitaria”, por el hallazgo de las semillas.

Luego ayer 23 de junio se envió por medio de correo los documentos comunicados sobre la decisión que tomó el ICA sobre las semillas, como una manera de informarles de manera clara cada una de las determinaciones tomadas sobre el hecho, a la vez, se solicitó a los secaderos que en el término de 48 horas una vez recibida la comunicación indiquen su disposición para realizar la diligencia ordenada en las actas, que es no quitar el sello a los bultos y destruirlos, pero esto no se ha podido ejecutar por causas ajenas al instituto.

Suárez Caicedo, le reitera el procurador Agrario que los funcionarios y servidores públicos merecen respeto y garantías en el cumplimiento de su deber, máxime cuando el ICA tiene categoría de Policía Sanitaria en el país y su misión es preservar el control sanitario.