EN QUÉ CONSISTE EL HIAAL


hibridos2

El FLAR siempre está trabajando en ofrecer alternativas tecnológicas que permitan mejorar la producción de arroz, así como satisfacer las demandas de calidad de la industria y los consumidores. Con esto en mente fue que en 2012, en conjunto con el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y organizaciones de 11 países miembros del Fondo, se dio vida a la iniciativa denominada Híbridos de Arroz para América Latina (HIAAL).

 

El HIAAL tiene como objetivo facilitar el acceso a los productores a la tecnología de híbridos de arroz (ampliamente utilizada en China desde la década de los 70), mediante la investigación y las alianzas con el sector público y privado de los países miembros del consorcio.

 

La utilización de híbridos en arroz se refiere al uso de la semilla F1 resultante del cruzamiento entre dos líneas puras como cultivares comerciales. Esta semilla es más uniforme, permite explotar el fenómeno de heterosis, le brinda a los agricultores mejores rendimientos y mayores ganacias, así como también permite el desarrollo del mercado de semillas y una mayor tasa de recuperación de la inversión en investigación y desarrollo. Al mismo tiempo, los híbridos son la oportunidad para incorporar caracteres de alto valor como la resistencia a herbicidas, debido a la mayor  protección de la tecnología una vez que las semillas son liberadas al mercado.

 

Entre los retos que enfrenta la producción de híbridos comerciales en América Latina se encuentran el mejoramiento de la calidad de grano, la obtención de híbridos con una ventaja real en rendimiento sobre las variedades comerciales existentes y sistemas eficientes para la producción de semillas. 

 

Hasta ahora el HIAAL ha logrado identificar híbridos promisorios, con alto rendimiento y buen potencial para la producción de semillas. La meta es que hacia el año 2017 los miembros del HIAAL puedan liberar variedades de híbridos que ofrezcan alternativas reales en la producción de arroz a los agricultores de América Latina y el Caribe. 

 

Estructura del programa de mejoramiento del HIAAL

 

El programa de mejoramiento del HIAAL está estructurado de la siguiente forma:

  • Mejoramiento de parentales femeninos. Comprende el mejoramiento de las líneas B para el sistema de las tres líneas y el mejoramiento de las líneas S o termosensitivas, para luego transferir a las madres el citoplasma estéril (en el caso de las tres líneas) o el gen de termosensitividad mediante retrocruzamientos. Los caracteres más importantes considerados son la alogamia o capacidad de polinización cruzada, el tipo de planta, la habilidad combinatoria para los caracteres de interés y la estabilidad en la esterilidad; además de los caracteres de calidad y resistencia a enfermedades.
  • Mejoramiento de parentales masculinos. Se enfoca básicamente en el mejoramiento de los restauradores de la fertilidad y en la utilización de líneas elites que vienen de los programas de mejoramiento de los socios. En este caso se considera la habilidad combinatoria y la capacidad de restauración a través de múltiples ambientes y por supuesto, la capacidad de transmitir buenas características a los híbridos en términos de tolerancia al vuelco, calidad y resistencia a enfermedades.
  • Mejoramiento de Híbridos. Esta fase incluye varias etapas desde los cruzamientos prueba que se evalúan en tres ambientes (Montería, Santa Rosa y Palmira en Colombia). Luego los materiales seleccionados son enviados a los países socios en el vivero de observación del HIAAL (VIOHIAAL). Posteriormente sigue el proceso de evaluación interna de cada socio con ensayos multilocales por varios ciclos y los ensayos de comparación en parcelas lado a lado.
  • Producción de semilla. La producción de semilla se inicia con la purificación y multiplicación de pares A&B utilizando cruzamientos manuales, la  purificación de los restauradores utilizando panículas por hilera, la multiplicación de pares A&B en campo y la multiplicación de hibridas elites.