COSECHA DE AGUA


 

La transformación de secano a riego mediante la cosecha de agua permite incrementar los rendimientos e ingresos de los productores en sistemas diversificados de producción de cultivos bajo riego, así como la cría de peces. En 2008, el FLAR dio inicio al proyecto “Transformación de sistemas agrícolas de secano a sistemas de riego, mediante la cosecha de agua en Costa Rica, México y Nicaragua”. Este proyecto se desarrolló con apoyo del CIAT y con el financiamiento parcial del CFC, además de las instituciones miembros del FLAR en cada país.  

 

El proyecto se enfocó en el desarrollo de instalaciones piloto de cosecha de agua (reservorios) para pequeños agricultores de secano. La problemática de este sistema es que no existen variedades ni prácticas de manejo agronómico que sean de alto impacto si la oferta de radiación solar es baja. En el secano, el techo de rendimiento siempre estará limitado a la fecha de siembra, ya que sólo aquellos productores que cuenten con riego podrán sembrar en la época de mejor oferta ambiental para lograr rendimientos competitivos. Esto quiere decir que la principal limitante de rendimiento en los sistemas de arroz de secano no es tanto la sequía sino la falta de radiación que experimentan los campos al ser sembrados durante la época lluviosa. 

 

El objetivo del proyecto era demostrar que el uso de agua para riego permite incrementar los rendimientos y los ingresos de los productores en sistemas diversificados de producción de cultivos bajo riego, así como la cría de peces, siendo ésta una solución a los problemas de hambre, pobreza y desempleo rural. El FLAR sigue promoviendo la adopción de esta tecnología, para esto gestiona recursos a través de nuevos proyectos financiados por donantes externos, en alianza con el CIAT y otras organizaciones vinculadas al FLAR.