IDENTIDAD INSTITUCIONAL


 

Como reflejo de una nueva etapa y con motivo del vigésimo aniversario del Fondo -a celebrarse en 2015, el FLAR renovó su imagen corporativa a mediados de 2014 (fotos del lanzamiento). Esta coincidencia responde a la necesidad de reinventarse continuamente, de innovar a través de aproximaciones dinámicas y frescas en el marco de un mundo que exige adaptarse al cambio.

 

El FLAR cambió su imagen pero no su esencia, es así como mantuvo los colores relacionados con los elementos que lo identifican. El agua, el arroz y Latinoamérica se incorporan de forma natural a un renovado concepto de abundancia, aquella que permite satisfacer las necesidades de sus miembros, a través de sus productos y servicios.

 

Durante el proceso de renovación de la identidad estuvieron involucrados tanto el equipo técnico como administrativo del FLAR en Colombia; además se contó con el acompañamiento de un profesional en diseño (Miguel Ángel Ceballos), responsable del desarrollo de una nueva imagen que cumple la función de innovar y recoger todos los aspectos que lo identifican. 

 

Se espera que esta nueva imagen acompañe por muchos años el camino del FLAR y que la abundancia representada en los granos de arroz, sea un símbolo de progreso para el sector arrocero de América Latina y El Caribe, representado a través de sus socios.

 

Descargue aquí el Manual de Identidad-FLAR 

 

  •  Concepto del Logosímbolo

cropped-logo-fondo-latinoamericano-para-el-arroz-de-riego.pngLa abundancia de las variedades de origen FLAR son el eje de inspiración para la creación del logo. América Latina se posiciona entre un círculo, mitad tierra, mitad agua, dos elementos esenciales para el cultivo del arroz. Del mapa emanan granos de arroz que, al caer, soprepasan los límites del círculo haciendo alusión a la magnitud del rendimiento de cada siembra.

 

 

 

  •  Recomendaciones de uso

Pensando en quienes hace uso de nuestra imagen, hemos preparado una serie de recomendaciones acerca de la adecuada utilización del logosímbolo del FLAR en términos del manejo del contraste, la proporción y la limpieza del entorno donde se utiliza la imagen.