ESPAÑA – EL ARROZ HÍBRIDO IRRUMPE CON FUERZA EN EL MERCADO ESPAÑOL


Fuente: Agronews Castilla y León

02/03/2017 – Desde su lanzamiento en la campaña 2014, las variedades híbridas de arroz van demostrando su adaptación a las distintas zonas arroceras en España. En la pasada campaña, se han sembrado más de 3.000 hectáreas, fundamentalmente localizadas en Extremadura.

 

Hubo algunos intentos previos de comercializar híbridos de arroz en nuestro país, pero problemas de elevada dehiscencia y baja calidad del grano hicieron fracasar estos intentos. Los híbridos que se comercializan actualmente no presentan estos problemas.

 

Como ha ocurrido en otros cultivos extensivos, la introducción de los híbridos supone una auténtica revolución. La mejora de las producciones, su alto vigor, su alto poder de ahijamiento y su alta tolerancia a enfermedades los llevan a liderar el mercado en países como China o Estados Unidos, y en otros grandes productores como India o Brasil tienen una creciente penetración. Dentro de la Unión Europea, se comercializan también en Italia y Portugal.

 

No obstante, la adopción de los híbridos supone un reto para todo el sector arrocero. En primer lugar, la producción de la semilla es un proceso complicado y costoso, pues el arroz es una especie autógama y las líneas puras tienen un potencial productivo muy por debajo de las variedades convencionales. El manejo de los campos de producción es complicado, llegando a emplearse helicópteros para forzar la polinización de las líneas hembra con el polen procedente de las líneas macho.

 

La dosis de siembra en los campos comerciales disminuye drásticamente, pasando de los 150-200 kg por hectárea empleados en variedades convencionales, a tan solo 30 kg/ha en los híbridos. Como ya ha ocurrido en otros países, esta disminución de la cantidad de semilla está provocando un cambio en las técnicas de siembra y muchos agricultores emplean ya sembradoras de cereal en suelo no inundado, logrando una mejor uniformidad y distribución de la semilla. El cultivo no se inunda hasta que las plantas tienen varias hojas, con lo que se ahorra agua y se optimiza el control de malas hierbas y la fertilización.

 

Por otro lado, los híbridos requieren la cosecha en un momento muy determinado para que el desgrane y la calidad del grano no se vean perjudicadas. La humedad del grano no debe descender del 20% cuando recolectemos nuestra parcela.

 

El grano que producen las variedades híbridas tiene características únicas que lo diferencian de los granos largos procedentes de variedades convencionales. El grano de los híbridos tiene una cascarilla más fina, por lo que necesitan menos tiempo de molino. Por ello es importante no mezclar el grano de variedades híbridas con el de variedades convencionales, pues puede ocasionar que el grano con cascarilla más fina reciba una molienda excesiva y resulte de peor calidad.

 

De momento todos los híbridos que se comercializan en España producen grano del tipo índica (grano largo), pero están en fase desarrollo algunos de tipo japónica (grano redondo), así como otros con características especiales que aporten valor añadido a nuestras producciones.

 

Los híbridos de arroz incluyen las últimas herramientas en cuanto a tolerancia a herbicidas y son el mejor vehículo para la introducción de nuevas tecnologías, como ocurre en otros cultivos extensivos.