COLOMBIA – ARROCEROS INCONFORMES POR PRECIO DE ARROZ PADDY


Fuente: El Pilón

16/08/2017 – Ante la resolución 000262 del 11 de agosto de 2017, emitida por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, donde se establece que el precio piso de arroz paddy en el Cesar, La Guajira, Magdalena y Santander es de $119.500, los arroceros de la región alzaron su voz de protesta al considerarlo como una medida desigual con respecto a las otras regiones del país.

 

A través de una misiva dirigida al ministro Aurelio Iragorri Valencia, aseguraron que al comparar la resolución equivalente emitida el año inmediatamente anterior (resolución 000209 del 29 de agosto de 2016) y la actualmente vigente, encuentran con sorpresa que se mantuvieron los precios piso para casi la totalidad de las zonas arroceras, exceptuando Cesar, Guajira, Magdalena y Santander, donde hubo una disminución del 14,3 %, ya que se pasó de $139.500 carga en 2016 a $119.500 carga en 2017.

 

“Estos $20.000 de diferencia por carga afectan a cada uno de los 400 productores que están próximos a cosechar una cifra cercana a 6.000 hectáreas, en las cuales se estima recolectar 33.600 toneladas de arroz paddy verde. Este diferencial de precio se traduce en una pérdida de poder adquisitivo en los productores de $5.376 millones, que podrían ser compensados, una vez el Ministerio revise el alcance y contenido de la resolución vigente”, manifestaron los querellantes.

 

El presidente de la Federación de Arroceros, Fedearroz, seccional Cesar, Hernán Aramendiz, expuso además que el sistema de producción utilizado en la región es arroz bajo riego, donde los insumos importados (agroquímicos y fertilizantes) participan con el 42 % de los costos totales de producción. Estos componentes presentaron aumentos significativos debido al alto consumo por fuerte incidencia de malezas y al efecto de la tasa de cambio.

 

Agregó que la zona norte y centro del Cesar, así como el sur de La Guajira, posee una oferta ambiental óptima para el cultivo de arroz riego, lo que se traduce en la calidad del grano, con buenos resultados industriales (rendimiento e índice de pilada) y de consumo (buena calidad de cocción), lo cual supera en calidad los arroces provenientes del sistema de secano, que según la actual resolución, quedaron por encima en precio piso que al de esta zona.

 

Otra de las preocupaciones del sector arrocero del Cesar es la incertidumbre en transacciones del mercado. “Ante la ausencia de un acuerdo de voluntades en precio y volúmenes de compra, entre la industria y los productores de la zona, seguimos sometidos a las distorsiones de precio del mercado que cada día agudizan y deprimen, de manera alarmante, la rentabilidad de la actividad arrocera, hasta el punto de llegar a ser negativa para una gran parte de los productores”, expresan en la carta.

 

Por todo lo anterior, los agricultores arroceros adscritos a la seccional de Fedearroz Valledupar solicitan al Ministro de Agricultura su intervención directa para que sea revisado el texto de la mencionada resolución y de esta manera se restituya el equilibrio económico de sus unidades productivas localizadas en Cesar y La Guajira. “Uno de los efectos esperados de la aplicación racional de las políticas públicas consiste en corregir desequilibrios propios del mercado, teniendo en cuenta condiciones particulares que promueven o restringen la confianza entre las fuerzas decisoras y los productores, que finalmente asumen el impacto y sus consecuencias”, argumentaron al Ministerio.